Aventuras en la REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

Si me pusieran una pistola en la cabeza (que, por cierto, eso es algo que ya ha ocurrido) y me obligaran a elegir un continente al que viajar, probablemente esta sería la conversación:

Villano malo con barba desaliñada: ¡A VER! ¡DIME TU CONTINENTE PREFERIDO PARA VIAJAR O HAGO UN GRAFFITI CON TUS SESOS EN LA PARED!

Yo: ¡¡¡ÁFRICA Y OCEANÍA!!!!.

Villano malo con barba desaliñada: ¡¡TE HE DICHO QUE UNO!! ¡¡PENDEJO!!

Yo: Es que… ¡CARAJOS! ¡¡me lo pones muy difícil!!

Villano malo con barba desaliñada: ¡NI DIFÍCIL NI LECHES! ¡¡CÉNTRATEEEE!!

Yo: Bueno, ¡no te pongas así!… mmm… ¡¡¡ÁFRICA!!!

Villano malo con barba desaliñada: anda, mira tú… y… ¿qué país me recomiendas? Para ir con mis amiguetes y despejarme un poco…

Así es, amigos, si tuviese que quedarme con uno, me quedaría con África. Con esto no quiero decir que no adore el resto pero, ojo, el graffiti… el barba desaliñada…

Y puedo seguir filtrando. De África, la subsahariana y, de ésta, entre mis preferidos se encuentra la República Democrática del Congo (RDC). Por muchos motivos. Quizá porque he pasado allí mucho tiempo o quizá porque fue el primer país que visité en esta región. Pero habiendo conocido prácticamente la totalidad de los 54 países africanos, puedo decir que sigue siendo uno de mis preferidos y, en algunos aspectos, el número uno de la lista.

Uno de estos aspectos es la aventura que es para lo que estamos hoy aquí, ¿no?

Voy a escribir mucho sobre este país en el futuro (por qué fue el primer país, a qué fui allí, experiencias impresionantes, etc.) así que ¡a suscribirse! que luego os lo perdéis. Bandera RDC

Para ir abriendo boca, os diré que pocos países hay en África donde la aventura sea tan real, tan auténtica y, a veces, tan peligrosa. Es por este motivo que pocos viajeros cruzan sus fronteras. Yo la he cruzado tantas veces que me siento como en casa.

Es un hecho que es uno de los países más pobres del mundo y se nota. Los que habéis estado por allí, especialmente en el Este o Noreste del país (mi zona preferida aunque la más peliaguda), coincidiréis en que, al entrar desde Uganda o Ruanda, el contraste es notable. Uno piensa que va a ser parecido… Pero no. Todo se torna mucho más difícil, hay mucho más polvo y más caos. Nunca me lo imaginé.

A los que nos gustan las aventuras, muchas veces buscamos la última frontera, la que pocos pisan y eso conlleva inconvenientes también. Inconvenientes que aceptamos con gusto porque son parte de lo que queremos. En cualquier caso, la aventura que os cuento hoy no es tan radical pero adecuada para ir entrando en calor con este destino. Ya veréis, ya.

Nada menos que trekking por la selva para ver gorilas. Gorilas de montaña. Los descendientes de Gorilas en la Niebla (la película). Porque Dian Fossey (interpretada por Sigourney Weaver) empezó sus estudios sobre estos fabulosos animales en el Congo pero la echaron y se afincó en la misma selva pero al otro lado de la frontera (en tierras ruandesas).

Si estáis razonablemente en forma, soportáis la humedad y el calor sin problemas y queréis aventura… rastrear gorilas en el Parque Nacional de Virunga es para vosotros. También se puede hacer en Uganda (Parque Nacional de Mgahinga Gorilla y Bwindi) y en Ruanda (Parque Nacional de los Volcanes). Os digo esto por si os da pánico RDC, si hay un conflicto armado en ese momento o por si los traficantes de coltán o los cazadores furtivos han decidido también pasar por allí unos días de asueto.Gorila comiendo

Buscar gorilas en la selva es, sencillamente, genial. Eso sí, la parte congoleña lleva implícitas las particularidades que hemos comentado sobre el país. En definitiva, más salvaje la experiencia. Se otorgan permisos diarios limitados para rastrear las familias de gorilas habituadas al ser humano. No es barato pero las sensaciones son increíbles.

Una vez encontrada la familia de gorilas, se pasa un tiempo allí con ella (una hora máximo). Suele haber un macho dominante (gigante), varias hembras y otros descendientes. Son muy calmados en general. Retozan entre las ortigas tan campantes y no te hacen mucho caso, la verdad. Vosotros llevad guantes porque hay muchas de estas plantas allí.

También hay una distancia establecida a la que mantenerse (ocho metros) ¡pero los gorilas no fueron ese día a clase! ¡¡A mí uno se me estampó en las piernas!! Pero es raro que se acerquen así que la posibilidad de que te den un manotazo y te quiten los puntos negros de la nariz de golpe, es muy remota.

Estaréis escoltados por rangers armados y rastreadores para ir abriendo paso o para preguntaros qué continente preferís. Gorila Macho de lado

Una experiencia difícil de olvidar y que os puede llevar una mañana o todo el día y hasta a cruzar fronteras sin saberlo (a ver si os creéis que hay puestos fronterizos por toda la selva con chiringuitos vendiendo cintas del Fari).

Bueno, no me extiendo más por hoy. En la próxima entrega sobre RDC nos seguiremos adentrando y aumentando el nivel de aventura… ¡uf! ¡lo que viene!

No quiero terminar este post sin mencionar que RDC no es para todo el mundo. Las condiciones son muy básicas, hay que saber con quién se va y, quizá, no sea el mejor país para empezar vuestras experiencias en África. No dudéis en contactarme si queréis organizar un viaje allí. Conozco muy bien la región (de las más peligrosas de África) y, que yo haya corrido riesgos (aunque conozco a la gente local), no quiere decir que tengáis que correrlos vosotros.

La semana que viene os voy a dar recomendaciones de cómo dormir en un avión. Algo que me preguntan constantemente. Los hay por ahí que duermen sin problemas pero somos muchos a los que se nos descuelga el cuello… ¡y las pasamos canutas! No os lo perdáis que es muy creativo y para no perdérselo…

¡Suscribiros a TravelZungu!

 

8 reflexiones sobre “Aventuras en la REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

  1. Isaac Mar del Plata

    ¡Gracias por este relato tan macanudo; se me ha hecho la boca agua pensando en los que vendrán!
    Os seguiré la pista para no perderme los próximos.

    Responder
  2. Emma

    Me encanta. Se ve que es el continente que más sueños crea, el que más alicientes tiene y el más desconocido del mundo. Aunque se que hay países africanos donde los turistas van en mogollón… Esos no cuentan para mí.
    Gracias Jose Antonio, es un placer leerte y echar unas risas a pesar de las “inclemencias” vividas.

    Responder
  3. León Hochman

    Hola José Antonio:
    Me he disfrutado todo lo de tu Blog publicado hasta ahora. Para mi es un honor el haberte conocido justo cunado ambos estabamos disfrutando de nuestra pasión por los viajes y justo en el continente africano que es el que mas te gusta, cuando coincidimos en nuestro viaje por 11 paises de Africa Occidental.
    Fuerte abrazo y quedo pendiente de tus próximos escritos.
    León Hochman.

    Responder
    • TravelZungu Autor del Post

      Querido amigo León. Recuerdo con emoción aquel viaje. Pocas veces se encuentra uno a tantos viajeros insaciables juntos y a pocos tan apasionados como tú. Guardo tu libro con cariño y me enorgullece sanamente que figuren mis palabras en la contraportada. Todo un honor! Qué gran libro! espero que nos encontremos pronto en algún lugar del mundo. Hasta ese momento, nos seguiremos leyendo. Un fuerte abrazo!

      Responder
  4. vladimir

    Yo creo gorilas de Congo, dragones de isla Komodo y osos panda chinos son 3 animales donde viajar a verlos es experiencia extraordinaria. Yo envidio a Usted que tiene fortuna ver estos animales en vida y libertad, no en zoologico parque, y doy gracias a Usted por relato para los que no conocen estos animales unicos en naturaleza. Felicitaciones y agradecimientos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>